¿A que se debe ?

En el 2029 Jaguar lanzó el I-Pace, como el primer vehículo eléctrico de la marca para el mercado masivo.

Este vehículo de lujo fue también uno de los primeros vehículos de largo alcance, lo que sigue siendo una preocupación a la hora de comprar un vehículo eléctrico, aunque no todo el mundo está de acuerdo en que deba ser una prioridad.

Cinco años después, el I-Pace enfrenta su segundo retiro del mercado relacionado con la batería del vehículo.

El primer retiro del mercado fue el año pasado e involucró a casi todas las 6.400 unidades del I-Pace vendidas en Estados Unidos. El problema estaba en los paquetes de baterías y su potencial de incendiarse, un problema recurrente en los vehículos eléctricos.

La solución implicó una actualización de software para monitorear el estado de la batería y, en algunos casos, el reemplazo del módulo de control de energía de la batería.

El segundo retiro

De ser necesario, Jaguar también estaba dispuesto a reemplazar la batería por completo si las inspecciones mostraban algún problema. Todo el trabajo fue gratuito y ese parecía ser el final del problema, pero ahora parece que no resolvieron del todo las cosas.

Esta vez, el problema afecta solo al año modelo 2019, que fue el primer año del I-Pace.

Las 258 unidades del Jaguar I-Pace 2019 vendidas en EE. UU. tienen baterías que podrían sobrecalentarse e incendiarse. Eso no es bueno, pero lo peor es que actualmente no existe ninguna solución para este problema.

Jaguar está trabajando en ello, pero mientras tanto, los propietarios deben estacionar y cargar sus vehículos afuera y lejos de cualquier edificio.

No carga completamente

Además, el I-Pace sólo debe cargarse al 75 por ciento, lo que reduce su alcance a aproximadamente 175 millas. Los documentos del retiro del mercado muestran que con una carga superior al 85 por ciento, las posibilidades de incendio son mayores, por lo que cargarlo hasta el 75 por ciento lo mantiene muy por debajo de esa cifra.

Mientras Jaguar trabaja en una solución, los clientes también deben estacionar sus vehículos afuera y lejos de los edificios.

La celda de batería que causa el problema fue fabricada por LG Energy Solution. Fabricó baterías para varios otros vehículos eléctricos, incluidos el Chevrolet Bolt EV y el Hyundai Kona Electric, que también tuvieron retiros de baterías.

Se enviarán cartas de notificación a los propietarios de I-Pace afectados por este último retiro del mercado el 26 de abril, pero los clientes pueden comunicarse directamente con Jaguar si tienen inquietudes.