¿Por qué Max Verstappen arrancó con un Grand Chelem en el GP de Bahréin ?

¿Existe una forma mejor de arrancar la temporada que con un Grand Chelem?

Esto es justo lo que ha hecho Max Verstappen en el GP de Bahréin, en el que ha mostrado una gran superioridad no sólo para dominar la carrera, liderando los 57 giros, sino también para anotarse la pole position y la vuelta rápida. Su 1:32.608, señalado en el giro 39, ha sido un segundo y medio más veloz que el segundo mejor crono (1:34.090, obra de Charles Leclerc). Lo han acompañado en el podio su compañero de Red Bull Sergio Pérez y Carlos Sainz (Ferrari)

La de Baréin ha supuesto la 55ª victoria de Verstappen, además de su quinto Grand Chelem, lo que lo iguala en la tercera posición histórica de esta estadística con Alberto Ascari y Michael Schumacher. Por delante quedan Lewis Hamilton (6) y Jim Clark (8). Red Bull también empata con Williams en número total de triunfos, con 114.

CLAVES DE LA CARRERA

En materia de neumáticos y estrategia, el primer GP de la temporada ha discurrido en línea con las expectaciones y simulaciones realizadas tras la clasificación. Todos los pilotos han arrancado con compuesto Blando y han cambiado luego al Duro.

Aquellos que, como Red Bull, sólo tenían un juego de C1 disponible han montado un set de C3 nuevo guardado de la clasificación para su último stint, mientras que la gran mayoría de corredores han optado por renovar con el duro para la tercera y definitiva parte de la carrera.

Las excepciones se cuentan con los dedos de una mano: Nico Hülkenberg, obligado a parar en la primera vuelta por una colisión en la salida, que ha realizado tres pit stops, al igual que Pierre Gasly (Alpine) y Logan Sargeant (Williams). También ha buscado algo distinto Daniel Ricciardo (Racing Bulls), que ha realizado dos paradas escogiendo un set de C3 nuevos para acabar el GP.

MARIO ISOLA – DIRECTOR DE PIRELLI MOTORSPORT

“El primer Gran Premio de 2024 ha sido como una prolongación de la temporada pasada, con un Verstappen escapando fácilmente del resto del pelotón y dejando mucha igualdad tras de sí. No es casualidad que haya habido cinco equipos diferentes en la zona de puntos, más o menos en el mismo orden de la pasada temporada, sólo que con Ferrari por delante de Mercedes. En lo que respecta al rendimiento de los neumáticos no ha habido sorpresas.

Las gomas eran prácticamente idénticas a las del año pasado y a las utilizadas mayoritariamente en las tres jornadas de entrenamiento, por lo que los equipos han podido analizar al detalle su rendimiento.

Con unas temperaturas ligeramente más frías, el Blando se ha mostrado muy competitivo, ya que, además, se ha producido mucha menos degradación para el tipo de pista en la que nos encontramos. Ahora bien, tan sólo Red Bull ha arriesgado en capítulo de estrategia, mientras el resto ha optado por asegurar, reservando dos sets de goma Dura para el GP”.