La automotriz china BYD establecerá una nueva fábrica de vehículos eléctricos en México

Por ahora los autos de marcas chinas no han entrado a los Estados Unidos, ya que solo Volvo y Buick lo han hecho con su modelos encubiertos y fabricados en China.

Pero esto pudiera cambiar, sobre todo si los autos de marcas Chinas se fabrican en México, que tiene un tratado de libre comercio con Estados Unidos.

Y esta marca china no tiene nada que avergonzarse, ya que vende sus autos por casi todo el mundo y es líder en el mercado mundial de vehículos eléctricos superando nada mas ni nada menos que a Tesla. Esta marca es BYD.

Vamos a la noticia

La china BYD Co Ltd establecerá una nueva fábrica de vehículos eléctricos (EV) en México, informó el sitio Nikkei, citando al director de la compañía en México, ya que el fabricante de vehículos eléctricos pretende establecer un centro de exportación a Estados Unidos.

BYD, conocida por sus modelos más baratos y una gama más variada, superó recientemente a su mayor rival Tesla Inc (TSLA.O), abre una nueva pestaña para convertirse en el principal fabricante de vehículos eléctricos del mundo en términos de ventas.

Según el informe Nikkei, BYD abre en una pestaña nueva ha lanzado un estudio de factibilidad para la planta mexicana y actualmente está negociando con funcionarios los términos, incluida la ubicación de la fábrica.

Si bien BYD tiene sus ventas concentradas en China, abre una nueva pestaña, también apunta a expandirse globalmente y está construyendo nuevas plantas en el extranjero, además de expandir las exportaciones chinas. Sus autos pasaron las duras pruebas de la EURO NCAP.

El enorme sector de fabricación de automóviles de México, poblado por muchos de los principales actores globales de la industria, está estrechamente integrado con la industria estadounidense.

«La producción en el extranjero es indispensable para una marca internacional», dijo al Nikkei el country manager de BYD México, Zhou Zou, abre pestaña nueva.

La oficina del fabricante de automóviles en México declinó hacer comentarios.
Los principales fabricantes de automóviles estadounidenses han advertido que los automóviles chinos podrían significar el fin de sus propias perspectivas, entre ellos el Tesla de Elon Musk.

El mes pasado, el director ejecutivo de Tesla predijo que los fabricantes de automóviles chinos demolerían a sus rivales globales sin barreras comerciales. Un importante grupo de defensa se hace eco de la opinión de Musk.

Fabrica de BYD

Un informe de próxima publicación del grupo Alliance for American Manufacturing cita:

«La introducción de automóviles chinos baratos, que son tan económicos porque están respaldados por el poder y la financiación del gobierno chino, en el mercado estadounidense podría terminar siendo un acontecimiento de nivel de extinción para el sector automovilístico estadounidense».

Marcas con vehículos eléctricos endebles, como los de General Motors y Stellantis, pudieran sufrir ese embate.

En América Latina, BYD planea gastar 620 millones de dólares en un nuevo complejo industrial en el noreste de Brasil.

El complejo de tres plantas se construirá en el noreste del estado de Bahía, en un terreno anteriormente ocupado por una planta de Ford que cerró en el 2021.

 

Fuente; Reuters