La nueva BMW Serie 4 Coupé y el BMW Serie 4 Cabrio encarnan su andar con mayor intensidad que nunca

Los BMW Serie 4 Coupé y el BMW Serie 4 Cabrio cambian. El diseño exterior de ambos modelos, modificado con precisión, subraya su carácter dinámico y su estilo exclusivo. Los toques modernos y las nuevas características de equipamiento aportan un ambiente premium de renovada sofisticación al interior.

Aquí, el vanguardista diseño del puesto de conducción, que incluye la pantalla curva de BMW (BMW Curved Display), ofrece el escenario ideal para la última evolución de BMW iDrive con accesos directos (QuickSelect), que se basa en el nuevo sistema operativo BMW ID8.5.

Potencia deportiva y elegancia son los temas clave que se reflejan con autenticidad en el diseño de los modelos de la Serie 4 de BMW. Los nuevos BMW Serie 4 Coupé y BMW Serie 4 Cabrio expresan con mayor claridad su carácter único gracias a las precisas modificaciones de su imagen exterior. Las nuevas características afilan el perfil de los dos modelos y proporcionan llamativos indicadores de su cautivador dinamismo, exclusividad y avances tecnológicos.

Nuevos acabados de pintura exterior y llantas de aleación ligera, faros con un diseño muy llamativo para las fuentes de luz y las luces traseras láser , ahora disponibles opcionalmente, marcan los últimos avances en el exterior de los dos modelos.

En el interior de los deportivos modelos de dos puertas se aprecian de inmediato las principales novedades del habitáculo: el diseño actualizado de los volantes y del cuadro de instrumentos, los revestimientos de los asientos, los elementos de tapizado interior y las aplicaciones de cristal (CraftedClarity), ahora disponibles opcionalmente, para determinados mandos.

Además de la introducción de serie del nuevo BMW iDrive con accesos directos (QuickSelect), ahora los clientes también pueden elegir añadir opcionalmente a su nuevo BMW Serie 4 una pantalla con realidad aumentada (Augmented View) para el sistema de navegación BMW (BMW Maps).

La producción del nuevo BMW Serie 4 Coupé y del nuevo BMW Serie 4 Cabrio se mantendrá en la planta de BMW Group en Dingolfing, que también es la cuna de muchos otros automóviles de la clase ejecutiva y del segmento de lujo de la marca, así como del deportivo BMW Serie 8 y de los modelos de alto rendimiento BMW M4.

Su lanzamiento al mercado mundial tendrá lugar en marzo 

Los líderes mundiales de su segmento afinan el perfil deportivo de la marca BMW.

La evolución de la gama BMW Serie 4 está anclada en la sustancia del producto que le ha ayudado a alcanzar una popularidad tan destacada en todos los principales mercados automovilísticos. En un mercado dominado por los fabricantes alemanes de automóviles premium, el coupé y el cabrio disfrutan de un claro liderazgo en sus respectivos segmentos, tanto a nivel mundial como en sus mercados individuales clave.

Los mercados de venta más importantes del nuevo BMW Serie 4 Coupé y del nuevo BMW Serie 4 Cabrio son EE.UU., Alemania y China. Desde el lanzamiento al mercado de la actual generación del BMW Serie 4 Coupé, el mercado estadounidense ha registrado la mayor demanda. El BMW Serie 4 Cabrio también ha sido el más popular en EE.UU. hasta la fecha.

Este éxito de ventas ha ido acompañado de un nivel extraordinariamente alto de satisfacción de los clientes. En las encuestas realizadas a los clientes, tanto el BMW Serie 4 Coupé como el BMW Serie 4 Cabrio obtienen excelentes índices de aprobación. Los clientes valoran especialmente el dinamismo de la conducción y la riqueza emocional del diseño de ambos modelos, así como la alta calidad de los materiales y de la construcción.

Al obtener respuestas tan positivas de los clientes, los modelos de la Serie 4 de BMW han contribuido significativamente a mejorar aún más el perfil de la marca como fabricante de automóviles premium dinámicamente excepcionales y elegantemente deportivos.

Personajes distintos con un enfoque común en el placer de conducir.

Durante las dos últimas generaciones de modelos, BMW ha agrupado sus coupés y cabrios de tamaño medio premium en su propia gama de modelos. Esto ha puesto de relieve su especial interés por ofrecer el placer de conducir que ha hecho famosa a la marca.

La diferenciación entre los nuevos modelos BMW Serie 4 y BMW Serie 3 en términos de diseño se encuentra no sólo en sus proporciones y líneas, sino también en su distintivo frontal. Las vías más anchas y la puesta a punto específica de la tecnología de su chasis sientan las bases para una proeza dinámica superlativa.

Dentro de la gama del BMW Serie 4, los modelos coupé y cabrio representan caracteres distintos cuyos conceptos de vehículo individuales apuntan a diferentes prioridades.

El BMW Serie 4 Coupé combina sus líneas dinámicas y sus elegantes proporciones con una carrocería optimizada para una mayor agilidad de conducción y una excepcional rigidez torsional, además de un chasis ajustado a la excelencia dinámica.

El carácter individual de los dos asientos traseros contribuye a que los pasajeros de la segunda fila también disfruten de una intensa experiencia de conducción. La función de plegado de la banqueta de tres secciones de los asientos traseros aumenta la versatilidad del interior a la hora de acomodar objetos para actividades de ocio y viajes más largos.

Mientras tanto, los pasajeros de las cuatro plazas del BMW Serie 4 Cabrio pueden disfrutar de la experiencia de conducción deportiva característica de la Serie 4 junto con el placer de conducir a cielo abierto.

La silueta baja del coche es la principal responsable de su elegancia. Una de las características más destacadas del BMW Serie 4 Cabrio es su techo de lona, que combina la rigidez de un techo duro retráctil con la estética clásica de una capota de tela.

El mecanismo de accionamiento eléctrico del techo puede activarse mientras se circula a una velocidad de hasta 50 km/h; el proceso de apertura y cierre dura 18 segundos.

Sistema de propulsión y experiencia de conducción.
Potente, eficiente y sumamente seguro.

La gama de propulsores del nuevo BMW Serie 4 incluye potentes y eficientes motores de gasolina y diésel con tecnología BMW TwinPower Turbo y electrificación en forma de tecnología híbrido medio de 48V.

Todos los propulsores ofrecen una combinación excepcional de placer de conducción deportiva y ahorro de combustible, todos forman parte de la actual generación modular de motores Efficient Dynamics y todos están acoplados de serie a una caja de cambios Steptronic Sport de ocho velocidades.

Las levas de cambio de marcha en el volante, que también se incluyen de serie en el nuevo BMW Serie 4 Coupé y en el nuevo BMW Serie 4 Cabrio, permiten intervenir manualmente con rapidez en el proceso de selección de marchas, lo que contribuye al dinamismo de la conducción.

Los motores de seis cilindros en línea se encuentran bajo el capó de las versiones M Performance de ambas series (ver capítulo aparte), así como en el nuevo BMW 430d xDrive Coupé, cuya unidad diésel tiene una potencia de 210 kW/286 CV.

La gama también incluye dos motores de gasolina de cuatro cilindros con potencias de 135 kW/184 CV y 180 kW/245 CV, respectivamente, y un motor diésel de cuatro cilindros con 140 kW/190 CV. La potencia del motor se transmite a la carretera a través de la tracción trasera clásica o del sistema inteligente de tracción total BMW xDrive, dependiendo de la variante del modelo.

La tecnología hibrido medio (mild hybrid) optimiza la entrega de potencia y la eficiencia.

Todos los motores de seis cilindros en línea disponibles para el nuevo BMW Serie 4 Coupé y el nuevo BMW Serie 4 Cabrio, así como la unidad diésel de cuatro cilindros, están equipados con tecnología híbrido medio de 48V para una entrega de potencia más precisa y una mayor eficiencia.

La propulsión eléctrica auxiliar adopta la forma de un generador de arranque de 48V y pone a disposición instantáneamente una potencia de 8 kW/11 CV en respuesta al menor movimiento del acelerador.

Este impulso eléctrico mejora la respuesta dinámica del sistema de propulsión cuando se acelera al arrancar y se alcanzan velocidades medias. La unidad de propulsión eléctrica también ayuda al motor cuando se desplaza a una velocidad constante, permitiéndole funcionar dentro de un rango de carga de eficiencia optimizada siempre que sea posible.

El sistema   hibrido medio permite además utilizar la energía eléctrica recuperada mediante la regeneración de la energía de frenado y almacenada en una batería de 48 V.

La energía cosechada de forma eficiente de esta manera no sólo se utiliza para la propulsión eléctrica auxiliar, sino que también se alimenta al sistema eléctrico de 12 V con la ayuda de un transformador de tensión. Esto permite un funcionamiento aún más eficiente de los consumidores eléctricos del vehículo.