EE.UU. El gobernó busca frenar una de las barreras más importantes para la adopción de un vehículo eléctrico

La administración Biden busca frenar una de las barreras más importantes para la adopción de un vehículo eléctrico, que es la infraestructura de carga dispersa y no siempre confiable.

Esta es la mayor de las varias razones por las que es posible que usted no considere un vehículo eléctrico para su próxima compra, por lo que el gobierno quiere cambiar esa perspectiva

El gobierno de EE.UU. anunció que se reservarán 625 millones de dólares en subvenciones para financiar la construcción de 500.000 cargadores para el 2030, lo que brindará a los conductores de vehículos eléctricos una mejor oportunidad de conectar los puntos de un punto a otro en todo el país.

El año pasado, el Departamento de Energía estimó que había poco más de 140.000 puntos de carga públicos en servicio para finales del primer trimestre de 2023.

El Departamento de Transporte citó en un comunicado: “Bajo el liderazgo del presidente Biden, las ventas de vehículos eléctricos se han más que cuadruplicado, el número de puertos de carga disponibles públicamente ha crecido casi un 70 por ciento y más de 4 millones de vehículos eléctricos están ahora en circulación”,

El Programa de Subvenciones Discrecionales para Infraestructura de Carga y Combustible de $2.5 mil millones de la Ley Bipartidista de Infraestructura está financiando las subvenciones, que cubrirán 47 proyectos de infraestructura de carga y combustible alternativo para vehículos eléctricos en 22 estados y Puerto Rico.

También se incluyen en los $2.5 mil millones $311 millones otorgados por la Administración Federal de Carreteras a 36 proyectos. Dos de ellos irán a tribus de Alaska y Arizona.

Otra métrica clave son los $70 millones destinados al Consejo de Gobiernos del Centro Norte de Texas.

Existe un corredor de transporte pesado entre Houston, Austin, San Antonio y Dallas-Fort Worth; Estos fondos están destinados a construir cinco estaciones de servicio de hidrógeno para agilizar los camiones propulsados por hidrógeno que llegan y salen del sur de California.

En general, más del 70% de la financiación anunciada apoyará proyectos en comunidades desfavorecidas, donde los cargadores de vehículos eléctricos suelen ser difíciles de encontrar.

Por ejemplo, se destinarán 10 millones de dólares al Departamento de Protección Ambiental de Nueva Jersey para construir estaciones de carga de vehículos eléctricos en viviendas multifamiliares en comunidades rurales y desfavorecidas.

Se otorgaron otros 1,4 millones de dólares a la Asociación India Chilkoot en Haines, Alaska, donde no hay estaciones públicas de carga de vehículos eléctricos disponibles.

La administración espera que construir más infraestructura podría aumentar las oportunidades para los conductores que quieren vehículos eléctricos pero no tienen un garaje privado.