¿Cuál auto es la leyenda japonesa que ya se puede importar legalmente a EE.UU. ?

Los fanáticos norteamericanos del JDM por fin pueden importar el legendario Nissan Skyline R34 GT-R a EE.UU., aunque esto crea un interesante dilema para los compradores: optar por un héroe de culto que ya tiene 25 años, o esperar a la inminente llegada del R36.

El linaje del GT-R comenzó en el 1969 con el PGC10, pero la insignia no despegó realmente hasta que llegó el monstruoso R32 de tercera generación, que incendió el Campeonato Japonés de Gran Turismo al ganar las 29 carreras en las que participó durante un periodo de cuatro años. El R33 que le siguió tampoco estaba nada mal, y de sus cimientos surgió el unicornio LM.

Sin embargo, podría decirse que el apogeo del GT-R llegó con el R34. Fabricado entre el 1999 y el 2002 (y entre el 2003 y el 2007 en forma de Z-Tune), el R34 se convirtió instantáneamente en un icono de la cultura pop con su papel en 2 Fast 2 Furious como el gran automóvil de presentación del difunto Paul Walker. Y con el que salta por encima de un Toyota Supra A80.

Propulsado por el mismo motor de 2,6 litros y seis cilindros en línea (RB26) que sus dos antecesores inmediatos, el R34 produce un suntuoso aullido que resulta inmediatamente reconocible para el arquetípico entusiasta de los autos deportivos japoneses. También abundan los aleteos del turbo, así que prepárate para hacer arcadas como un niño.