A Tesla la sale una nueva competencia China, y esta puede ser mayor que BYD

Desde que comenzó a vender automóviles en China en el 2017, Tesla ha mantenido el liderazgo en ventas globales entre las empresas de vehículos eléctricos (EV). Ya dominaba el mercado estadounidense, donde sus ventas despegaron dos años antes.

Estados Unidos y China son los dos mercados de automóviles más grandes del mundo.

Tesla nunca ha tenido una competencia significativa en Estados Unidos. Se han lanzado varias pequeñas empresas de automóviles, pero ninguna tiene tracción en las ventas. Los grandes fabricantes como Ford han gastado miles de millones para hacerse con cuota de mercado, pero con poco éxito.

Tesla tiene hoy una competencia real en China. BYD, una empresa local de vehículos eléctricos, puede convertirse en el fabricante de vehículos eléctricos número uno del mundo este año.

Casi todas esas ventas se realizarán en China, pero ha comenzado a expandirse. En los próximos años, BYD probablemente tendrá un punto de apoyo en Europa. Lo que hará en Estados Unidos en los próximos años es una cuestión abierta.

Tesla tiene un nuevo competidor chino: Xiaomi, el segundo fabricante de teléfonos inteligentes del mundo. Ya es miembro del Car Connectivity Consortium (CCC), que establece estándares para conectar teléfonos inteligentes y vehículos.

Xiaomi anunció planes notablemente agresivos para su paso al sector de los vehículos eléctricos. Según Reuters, acaba de lanzar su primer vehículo eléctrico, el sedán SU7. La empresa espera convertirse en una fuerza importante en la industria del automóvil.

En el lanzamiento del SU7, el director ejecutivo de Xiaomi, Lei Jun, dijo:

«Si trabajamos duro durante los próximos 15 a 20 años, nos convertiremos en uno de los cinco principales fabricantes de automóviles del mundo y nos esforzaremos por impulsar la industria automotriz de China en general».

Los planes de Xiaomi no deben descartarse. La compañía sólo está detrás de Samsung en ventas mundiales de teléfonos inteligentes. Xiaomi tiene apenas una década y se fundó en 2010.

Es casi seguro que Xiaomi tomará el mismo camino que BYD. Es decir, intentará hacerse con una gran parte del mercado chino, que es con diferencia el mayor mercado de automóviles del mundo. Luego, los ingresos generados por las ventas en China se utilizarán para trasladarse al extranjero.

Tesla tiene un nuevo competidor. Por ahora, es posible que eso solo ocurra en China, pero es otra señal de que el mercado de vehículos eléctricos se está volviendo más concurrido año tras año.

 

Fuente: Wallst24/7