Volvo fabricará un nuevo sedan eléctrico en China que se venderá en Estados Unidos

Los fabricantes Chinos todavía no pueden entrar a vender a los Estados Unidos, pero varios autos fabricados en China ya se venden en los Estados Unidos, caso los Volvo y varios Buick. Esta es una buena manera de encubrir la fabricación China, que últimamente a mejorado mucho.

El próximo vehículo eléctrico de Volvo será un sedán de lujo de tamaño medio destinado a sustituir al S90, del mismo modo que el EX90 se lanzó como equivalente eléctrico del XC90. Y hecho en China.

Según la publicación sueca Teknikens Värld, este cuatro puertas se llamará ES90 y utilizará la misma plataforma que el EX90, junto con su paquete de baterías y otros componentes del tren motriz.

Los documentos filtrados de China también revelan el tamaño del ES90, con una longitud que lo sitúa entre la versión de batalla corta del S90 y el modelo de batalla larga que se vende actualmente en Estados Unidos.

Sin embargo, su distancia entre ejes es mucho mayor, lo que sugiere que tendrá voladizos más cortos y proporciones bastante diferentes. Es probable que se ofrezcan versiones con tracción trasera y total, y suponemos que el sedán más bajo y ligero podría ofrecer más autonomía que el EX90, que tiene un paquete de baterías de 111,0 kWh y promete una autonomía de 480 km.

El nombre ES90 parece una opción lógica para este nuevo modelo, y hemos encontrado marcas registradas pendientes en EE.UU. con este nombre que Volvo solicitó a principios de este año. Pero el informe sueco dice que Lexus podría tener problemas con el uso de la denominación ES, por lo que es posible que Volvo tome otro camino.

La llegada de este nuevo sedán de Volvo podría estar a la vuelta de la esquina, ya que el informe sugiere que la producción en serie comenzará en mayo del 2024 en China. Se encontrará en medio de un creciente campo de autos eléctricos de lujo, incluidos el BMW i5 y el Mercedes-Benz EQE, que servirán como sus principales rivales.