¿Cuáles fueron los 10 grandes momentos en la historia de Maserati?

El 1 de diciembre de 1914, Alfieri Maserati se juntó con sus hermanos Ettore y Ernesto para formar la Societa Anonima Officine Alfieri Maserati, creando una marca legendaria que está cerca de cumplir 110 años de historia.

De los cientos de fabricantes de automóviles fundados en las dos primeras décadas del siglo pasado, sólo unos pocos sobreviven hoy en día. Menos aún son los que pueden presumir de un prestigio y una tradición a la altura de la Casa del Tridente, mostrar un presente tan sólido y vislumbrar un futuro tan luminoso.

Los hermanos Maserati, con su pasión por los coches, iniciaron una leyenda que hoy en día triunfa en todo el mundo y se muestra más fuerte que nunca.

Estos son diez momentos clave de un recorrido que ya abarca once décadas.

1. Los primeros Maserati

Maserati fabricó su primer automóvil en 1926, el Tipo 26. Este coche de carreras debutó con una victoria en la Targa Florio de 1926, con Alfieri Maserati al volante.

En 1929, el Maserati V4 Sport Zagato, un prodigio de ingeniería con motor V6 y carrocería de aluminio, batió el récord mundial de velocidad de clase C, recorriendo 10 kilómetros a una velocidad media de 246,069 km/h. En aquellos años la marca llegó a ostentar hasta 13 récords internacionales de velocidad al mismo tiempo.

En los años ’30, los hermanos Maserati siguen produciendo una serie de formidables coches de carreras, como el Tipo 26M (1930) o el 8CM (1933), que ganaron numerosos Grand Prix.

Esta década se remata con dos históricos triunfos en competición. Por un lado, las victorias en 1939 y en 1940 en las 500 Millas de Indianápolis, la carrera más célebre del mundo en aquella época, con el equipo Chicago Boyle Racing Headquarters y Warren Wilbur Shaw al volante.

A día de hoy, Maserati sigue siendo el único fabricante de automóviles que ha ganado esta carrera con un vehículo, el 8CTF, totalmente construido por él mismo. Por otro lado, las cuatro victorias consecutivas en la Targa Florio, una prueba tan dura, que la Casa del Tridente fue la primera marca que consiguió sus coches cruzaran la meta durante cuatro años seguidos.

2. Maserati A6 1500: el inventor del concepto gran turismo

Tras la adquisición de Maserati por la familia Orsi, la marca se traslada en 1940 a Modena, al nuevo centro de producción de Viale Ciro Menotti. Adolfo Orsi cambió la estrategia del Tridente, que sin dejar de ganar en los circuitos, pasó a fabricar automóviles deportivos de calle. El primero de todos ellos fue el A6 1500, que forma parte de la historia al crear un tipo de automóvil que no existía hasta entonces: el gran turismo.

El primer prototipo del A6 1500 se presentó en 1947 en el Salón del Automóvil de Ginebra. Este coupé con faros retráctiles estaba diseñado por Battista Pinin Farina y montaba el motor de carreras del 1500 6CM en un nuevo chasis tubular. Ganador del Gran Premio de Elegancia, el A6 Gran Turismo fue un coche revolucionario que marcó una época.

3. Maserati 205 F y 300 S: dos leyendas de competición

En la década de los cincuenta Maserati sigue expendiendo su éxito en competición con dos pilotos legendarios, Juan Manuel Fangio y Stirling Moss, al volante del icónico Maserati 250F. Con este monoplaza, Fangio ganó los Campeonatos del Mundo de Fórmula 1 en 1954 y en 1957.

Ese año protagonizó una de los Grandes Premios más famosos de la historia, cuando remontó en Nürburgring una desventaja de 48 segundos, batiendo 10 veces el récord de vuelta rápida, y superando a Mike Hawthorn en la última vuelta.

El Tipo 300S se creó en 1955 y fue el representante de Maserati en las carreras de sport car hasta 1959. El 6 de noviembre de 1955, con Fangio al volante, venció en el GP de Venezuela, marcando el inicio de una etapa de grandes éxitos, con victorias en los 1.000 km de Buenos Aires, Giro di Sicilia, Targa Florio y 1.000 km de Nürburgring, que impulsaron la reputación de la Marca del Tridente a nivel internacional.

4. Maserati 3500 y 5000 GT: Gran Turismo con mayúsculas

En 1957 nació uno de los Maserati más bellos de todos los tiempos. Con una base mecánica nacida de la competición, el 3500 GT era un gran turismo diseñado por Giulio Alfieri para ser producido en grandes series. Entre 1957 y 1964 se produjeron más de 2.200 unidades de un automóvil que representó un cambio de estrategia de la marca.

El prototipo carrozado por Carrozzeria Touring, presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra de marzo de 1957 y apodado ‘Dama Bianca’, fue el elegido para la producción; aunque también se fabricaron unidades del 3500 GT de otros carroceros. En 1959 se presentó la versión Spyder, de Carrozzeria Vignale.

Nacido por un encargo específico del Sha de Persia, Reza Pahlavi, el 5000 GT se presentó en 1959 y sólo se fabricaron tres unidades de esta versión especial. Su gran éxito llevó a la producción de varios coches para clientes de prestigio, carrozados por Frua, Pininfarina, Ghia y Allemano. El 5000 GT era un coche VIP, tanto en términos de exclusividad como de prestaciones, y solo se fabricaron 34 unidades.

5. Quattroporte: el pilar central de Maserati

El 30 de octubre de 1963 se presenta en el Salón de Turín el Maserati Quattroporte, otro modelo que no solo cambió la historia de Maserati, sino también la del automóvil. Fiel al espíritu de innovación de la Casa del Tridente, fue la primera berlina deportiva de la historia.

El automóvil de cuatro plazas más rápido del mundo era capaz de combinar estilo, lujo, confort y prestaciones. 60 años después, se han producido más de 75.000 unidades de un modelo que ha sido y sigue siendo la joya de la corona de la Casa del Tridente.

Pietro Frua diseñó un icónico sedán con una cintura baja y hermosos detalles. En la parte técnica destacaban la carrocería monocasco y el motor V8 de 4.2 litros. En palabras de Ermanno Cozza, el portavoz de la historia de Maserati, “todos los hombres de negocios querían tener un Quattroporte: era bello, cómodo, rápido, fiable… Tenía cuatro plazas realmente cómodas y un amplio maletero”.

Desde su nacimiento, el Quattroporte ha sido un pilar del paisaje automovilístico; un coche protagonista en los garajes de los automovilistas más exigentes, reyes y príncipes, en películas memorables, en alfombras rojas o acompañando a los más altos cargos en eventos y a las personalidades más significativas de numerosas industrias.

6. 3200 GT: el renacimiento

Maserati vuelve a sus orígenes con un nuevo gran turismo, que marcó el punto de partida del renacimiento mundial de la marca. El diseño de Giugiaro era, al igual que sus creaciones para Maserati en el pasado, una obra maestra. Sus pilotos traseros en forma de boomerang fueron los primeros en utilizar la tecnología LED en un coche de producción. El interior, diseñado por Enrico Fumia, suponía otro gran salto adelante.

El 3200 GT era un coche completamente nuevo, que destilaba la esencia de Maserati por los cuatro costados. Estaba propulsado por un motor V8, sustancialmente modificado, procedente del Shamal y el Quattroporte IV, que entregaba 370 CV.

7. MC 12: regreso triunfal a la competición

El 5 de septiembre de 2004 es otra fecha histórica para Maserati: en el circuito de Imola, dos MC 12 marcaron el regreso del Tridente a la competición. El retorno a las carreras fue al estilo Maserati: con un automóvil impresionante, el MC 12 (Maserati Corse 12 cilindros), que dominó el campeonato FIA GT en los siguientes años. Entre 2005 y 2010, el Tridente sumó cinco títulos de pilotos y seis de equipos, además de tres victorias absolutas en las 24 Horas de Spa.

Fiabilidad y competitividad fueron los dos factores clave en la prolongada serie de éxitos de Maserati en este campeonato. El MC12 se mantuvo en lo más alto durante muchos años, a pesar de importantes cambios en el reglamento técnico, gracias a su genial concepción.

Las carreras siempre han sido el terreno de pruebas favorito de Maserati. Sobre la base del MC 12 se creó en 2010 el MC Stradale, el coche más rápido, ligero y potente de la historia de la marca hasta ese momento.

8. Levante: el primer Maserati SUV

Maserati creó en 2016 el extraordinario SUV que el mundo conoce como Levante, nombre inspirado en un viento, como muchos Maserati del pasado.

El primer SUV en los cien años de historia del Tridente es un puro Maserati por su diseño, exclusividad, prestaciones y estilo distintivamente italiano. Con unas elegantes líneas y la mejor eficiencia aerodinámica de su categoría, el Levante también sorprende con un amplio y tecnológico interior, rematado con materiales más nobles y exquisitos.

La tecnología aplicada en el Levante se diseñó para ofrecer un rendimiento excepcional tanto dentro como fuera de la carretera.

Con el centro de gravedad más bajo de su clase, una distribución de peso perfectamente equilibrada, altos niveles de rigidez y un diferencial trasero autoblocante, el Levante ofrece todas las emociones típicas de un Maserati. Sus potentes mecánicas de gasolina V6 Twin-Turbo de 3 litros con 350 o 430 CV, y un V6 Turbodiésel de 3 litros y 275 CV, garantizan unas prestaciones de altura.

9. MC 20: el inicio de una nueva era

En 2020 comienza una nueva era para el Tridente, marcada por el redescubrimiento del ADN deportivo original, las raíces dinámicas y la audacia esencial de Maserati.

El superdeportivo MC20, que tendrá versiones coupé, descapotable y eléctrica, es el primer modelo que marca el camino hacia el futuro. Está desarrollado, diseñado y producido en Módena, y concebido en los laboratorios del Maserati Innovation Lab. Su innovador motor V6 Nettuno es la primera creación del Maserati Engine Lab.

El MC 20 atesora una mezcla de artesanía e ingeniería, elegancia y rendimiento, espíritu de carreras y placer al volante. Como buen representante del Tridente, tiene un estilo único que combina las características icónicas de la tradición Maserati con una aerodinámica limpia e innovadora; y un rendimiento excepcional, con la mejor relación peso/potencia de su clase y unas prestaciones extremas.

El MC20 es un Maserati construido para sorprender, un automóvil que puede arrasar en la pista pero también tener un comportamiento superlativo en la carretera, con una excelente manejabilidad, comodidad y seguridad, en un interior que ofrece el lujo y la exclusividad inherentes a todos los modelos de la Casa del Tridente.

10. GranTurismo Folgore: el primer eléctrico del Tridente

La electrificación es una pieza clave de la nueva era de Maserati. El desafío al que se enfrentaba la marca era entrar en ese nuevo mundo sin traicionar su centenaria filosofía. Y la respuesta a ese reto se llama Folgore, la nueva estrategia de electrificación al estilo Maserati.

El Tridente será la primera marca italiana de automóviles de lujo que producirá automóviles totalmente eléctricos. Todos los modelos Maserati tendrán una versión 100% eléctrica en 2025; y en 2030, toda la gama de modelos de la marca será totalmente eléctrica.

El GranTurismo Folgore, que llegará al mercado en 2023, es el primer automóvil eléctrico de la historia de Maserati.  Auténtico icono de la marca, ofrecerá el sonido característico de Maserati, así como soluciones técnicas de vanguardia, magníficas prestaciones, confort y elegancia, elementos que han forjado la leyenda del Tridente.

Este modelo se basa en tecnología de 800 voltios y ha sido desarrollado con soluciones técnicas de vanguardia derivadas de la Fórmula E, y ofrece un rendimiento magnífico gracias a sus tres potentes motores de imanes permanentes de 300 kW de potencia.