Kia y Hyundai desarrollan una novedosa tecnología de cadenas para conducir en la nieve

Kia y Hyundai presentaron en conjunto una nueva tecnología de neumáticos con cadena integrada para la nieve para que sea más fácil mantenerse seguro en condiciones de conducción invernal.

El vídeo lo tienes aquí:

La tecnología de neumáticos con cadena integrada para nieve utiliza módulos de aleación con memoria de forma que se encuentran dentro de la rueda y el neumático. Estos módulos sobresalen para actuar como una «cadena para la nieve» cuando se recibe una señal eléctrica.

A diferencia de las cadenas para la nieve tradicionales que son complicadas de instalar y quitar, esta tecnología desplegará automáticamente cadenas para la nieve de aleación con memoria de forma con solo presionar un botón, lo que ayudará a mejorar la seguridad en condiciones de nieve.

«Esta innovación, que esperamos que algún día se introduzca en los vehículos Hyundai y Kia, refleja nuestro compromiso de convertir tecnologías avanzadas en soluciones del mundo real que beneficien a los clientes», dijo Joon Mo Park, jefe del equipo de desarrollo avanzado de chasis.

«Seguiremos desarrollando tecnologías que mejoren la seguridad y la comodidad de nuestros vehículos y aporten valor a nuestros clientes».

La tecnología de neumáticos con cadena integrada para la nieve consiste en un conjunto de rueda y neumático que presenta ranuras radiales a intervalos regulares, como una pizza, con módulos hechos de aleación con memoria de forma insertados en estos canales.

Esta tecnología aprovecha la capacidad de la aleación con memoria de forma para volver a su forma original cuando se aplica una corriente eléctrica. Durante la conducción normal, la aleación con memoria de forma ubicada dentro de la rueda se comprime en la forma de la letra «L» y no entra en contacto con la superficie de la carretera.

Cuando el conductor activa la función, se aplica una corriente eléctrica, lo que hace que la aleación con memoria de forma vuelva a su perfil original; El material tiene forma de «J», empujando el módulo fuera del neumático para hacer contacto con la superficie, mejorando el agarre, la estabilidad y la seguridad en carreteras nevadas.

Si la superficie del neumático se desgasta hasta la altura del módulo en el modo de conducción normal debido a un desgaste severo del neumático, los conductores pueden reconocer fácilmente esta degradación para no perderse el ciclo de reemplazo del neumático.

La tecnología está pendiente de patente tanto en Corea del Sur como en Estados Unidos. Hyundai Motor y Kia planean considerar la producción en masa de los neumáticos después de un mayor desarrollo tecnológico, pruebas de durabilidad y rendimiento y revisiones de las regulaciones.