¿Cuál es el origen del diseño detrás del Lotus Emeya hiper-GT?

Una única línea, que recorre el perfil del auto, desde la punta del morro hasta la hoja de luz integrada en la zaga. Un simple gesto de una mente creativa, es el origen del diseño detrás de Emeya, el nuevo hiper-GT totalmente eléctrico de Lotus.

Esta única línea, el equivalente automovilístico de un swoosh característico, inspiró la «hiperstancia», las proporciones y el diseño general de Emeya. Recupera a la perfección la estética de los icónicos diseños anteriores de Lotus con motor central y la lleva al futuro, enfatizando el dinamismo, la continuidad y la agilidad.

Lotus, una marca icónica de autos deportivos lanzada en 1948, saltó a la fama por sus vehículos biplaza orientados al rendimiento, ágiles y divertidos de conducir, incluidos Elite, Elan, Esprit, Elise, Evora y, más recientemente, Emira. Ahora la marca se está transformando.

Emeya se inspira en los 75 años de ADN de los autos de alto rendimiento Lotus, al mismo tiempo que es un símbolo de progresión. Es el futuro de Lotus.

Las poderosas líneas exteriores crean una musculatura espectacular, con un LED ultraestrecho que recorre la parte trasera como parte de una luz trasera inteligente. Es un tema que se traduce en el interior, con una nueva brizna de luz (y la «cinta de tecnología» vista por primera vez en el hiper-SUV Eletre) que crea una interfaz de usuario compartida para los ocupantes de los asientos delanteros del Emeya.

Ben Payne, vicepresidente de Diseño de Lotus, dijo: «Al combinar tecnologías progresivas con una estética que se basa en el pasado, Emeya nos lleva hacia el futuro, proyectando a Lotus en un nuevo segmento del panorama automotriz».

Otros elementos de diseño característicos de Emeya comparten un claro linaje del hipercoche Lotus Evija y ya se han visto en Eletre y el deportivo Emira. La porosidad, desbloqueada por ocho respiraderos, garantiza que el aire fluya a través del automóvil para mejorar el rendimiento, la refrigeración de la batería y la autonomía, al tiempo que crea un diseño exterior sorprendente.

Emeya también cuenta con un centro de gravedad bajo, lo que Lotus llama «hiperstance». Colocar la batería entre las ruedas y cerca del suelo crea una verdadera apariencia de automóvil deportivo con una silueta de «cabina adelantada».

La larga distancia entre ejes con voladizos cortos da la impresión de que las ruedas están en las esquinas, lo que le da a Emeya una postura más plantada y dinámica.

Los atrevidos y musculosos pasos de rueda son una firma de Lotus que se remonta a las máquinas de carretera y de carreras de los años 1950 y 1960, una característica de diseño puro que enfatiza la herencia de desempeño de Emeya.

Dirigido por la luz

El Lotus Emeya hyper-GT presenta un diseño exclusivo de luces de circulación diurna (DRL). La presencia en carretera del vehículo se ve significativamente mejorada por este diseño DRL ultradelgado y nítido.

Los faros permanecen casi ocultos en la abertura debajo de los DRL, lo que brinda una ejecución frontal muy limpia.

Emeya también cuenta con tecnología y diseño de luces traseras líderes en la industria, con la barra de luces traseras LED dinámicas RGB más delgada jamás vista en cualquier automóvil de producción.

Interior audaz y dinámico

En el interior, una única franja de luz recorre el habitáculo, creando un refugio de lujo progresivo para todos los ocupantes.

Las aletas ultrafinas que fluyen hacia el centro del tablero son un guiño sutil a la famosa pasión del fundador Colin Chapman por reducir el peso en todas partes, al tiempo que resaltan la atención del equipo de diseño a la artesanía contemporánea.

Todos los elementos del interior están diseñados y desarrollados ergonómicamente con la misma filosofía de ligereza a través de la forma y la materialidad. Combinando rendimiento progresivo y arte técnico, el interior de Emeya hace un uso extensivo de fibras duraderas reutilizadas y materiales de lujo avanzados.

El metal moleteado en todos los puntos de contacto del interior ofrece una sensación táctil lujosa, mejorando aún más la sensación de refinamiento. Los elementos de fibra de carbono expuestos devuelven la atención a la ilustre herencia automovilística de la marca, recordando suavemente a los ocupantes que el Emeya es un coche de alto rendimiento «para los conductores».

El proceso de creación de Emeya ha utilizado herramientas analógicas y digitales. El coche se fabricó físicamente utilizando métodos tradicionales y luego se perfeccionó digitalmente.

Un proceso paralelo implicó el desarrollo constante de modelos de arcilla, digitalización, reelaboración, refinamiento y revisión en entornos físicos y virtuales, acelerando la velocidad y precisión con la que Lotus podía llevar Emeya al mercado.