¿Cuáles son los automóviles que todos quisieran tener en sus garajes?

Si alguna vez soñaste con tener un garaje lleno de autos impresionantes que representen el pináculo del rendimiento, el lujo y el diseño automovilístico, estás en el lugar correcto. Hoy te llevaremos a un viaje a través de un mundo de elegancia sobre ruedas, donde los sueños se hacen realidad.

Desde veloces superdeportivos hasta lujosos vehículos todoterreno, hemos seleccionado los diez automóviles que bien podrían encontrar un lugar de honor en el garaje de tus sueños.

1. Nissan GT-R

Nissan tiene una larga y respetable historia en el mundo de las carreras que entra en juego con el GT-R. Se trata de un vehículo de altas prestaciones 2+2 fabricado a mano que la empresa presentó en el 2007, una máquina preciosa que no puede faltar en el garaje de los sueños de nadie.

Aunque el estilo de la carrocería es agresivo y potente, la verdadera joya es el rendimiento: una velocidad máxima de 193 millas por hora en la configuración de fábrica no es nada despreciable, como tampoco lo es un tiempo de cero a sesenta de 3,2 segundos.

Y eso antes de entrar en las modificaciones personalizadas y de posventa que los propietarios de GT-R adoran instalar en sus máquinas. Se mire como se mire, Nissan ha dado en el clavo.

2. Bugatti Veyron

Nada supera a un Bugatti, su velocidad máxima de 402 km/h lo convierte en uno de los automóviles de serie más rápidos de todos los tiempos y, según el Libro Guinness de los Récords, en el vehículo legal de calle más rápido de la historia.

La unión de la visión italiana, la ingeniería alemana y la artesanía francesa lo convierten en una obra de arte a escala internacional. Aunque desgraciadamente ya no se fabrican, todavía existen suficientes ejemplares de estas bellezas como para que podamos soñar con ver uno aparcado en nuestro garaje algún día.

3. Audi R8

El Audi R8, un deportivo biplaza con motor central, es una máquina de ensueño para los verdaderos aficionados a los automóviles. El R8, uno de los vehículos contemporáneos más manejables, bate récords de prestaciones dentro y fuera de los circuitos, sin perder nunca de vista sus raíces competitivas.

Desde su primera aparición en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra del 2003 hasta sus impresionantes logros en las 24 Horas de Le Mans, el Audi R8 no debe pasarse por alto a la hora de configurar su colección perfecta de automóviles de ensueño.

Con una gran variedad de estilos de carrocería y tres generaciones hasta la fecha, también hay bastante variedad.

4. Lamborghini Aventador

El Aventador de Lamborghini es una máquina a tener en cuenta se mire por donde se mire. Capaz de acelerar de cero a cien en menos de 3 segundos y de alcanzar una impresionante velocidad máxima de 220 millas por hora, el diseño vanguardista del Aventador le ha granjeado el cariño de pilotos de carreras, aficionados al automóvil e incluso de la industria cinematográfica.

Un Lamborghini Aventador desempeñó un papel fundamental en Transformers: La era de la extinción. La película no fue gran cosa, pero eligieron un automóvil increíble para interpretar al antagonista, y eso tiene que contar.

5. Ford GT

Este le brinda a esta lista un poco de músculo americano a la antigua usanza. Los grandes motores rugientes diseñados para las largas carreteras y los amplios espacios abiertos de EE.UU.

6. McLaren F1

F1 significa Fórmula 1, y esta encantadora pieza de artesanía británica destaca por su conexión inmediata con el mundo de las carreras.

Se trata de un auto deportivo de tracción trasera con un motor BMW de 6 litros, cuyo rendimiento es el resultado de una serie de características innovadoras integradas en este monstruo. Todo, desde el chasis a la suspensión, pasando por los neumáticos y los frenos, se diseñó con un único objetivo: crear el auto de carretera definitivo.

Añádele una serie de comodidades y una ergonomía realmente bien lograda y habrás creado una experiencia de conducción que vivirá para siempre en la memoria de cualquiera que tenga la suerte de vivirla.

7. Aston Martin DB5

El DB8 de Aston Martin es un gran turismo de lujo que hace honor a su reputación. Un motor ultraligero de aluminio y una transmisión de última generación son la base tanto del lujo como del rendimiento: esta cosa combina la clase con la velocidad de circuito de una forma inigualable para muchos otros vehículos.

Hay una razón por la que un icono británico como James Bond ha elegido este vehículo en todas las películas desde Goldfinger.

8. Lamborghini Gallardo

El motor V-10 del Gallardo fue el buque insignia de la empresa durante varios años, eclipsado finalmente por el Aventador. Eso no significa que el Gallardo esté pasado de moda; hay una gran diferencia entre «antiguo» y «clásico».

9. Ford Mustang

Quizás el auto más irónicamente americano, el Ford Mustang es un pony car con mucho corazón y una historia muy interesante. Descendiente directo del Ford Falcon, el Mustang apareció por primera vez en los concesionarios en el 1964 y ha sido un pilar desde entonces, saliendo del concesionario y entrando en los corazones y las mentes de los americanos de todo el mundo.

¿Qué Mustang debe estar en el garaje de tus sueños? Bueno, eso depende de ti: con seis generaciones de producción, docenas y docenas de variaciones, y toda una vida de piezas y accesorios, estos son algunos de los autos más personalizables que existen.

10. Mercedes-Benz SLS AMG

El Mercedes-Benz SLS AMG, una propuesta del siglo XXI de uno de los fabricantes de automóviles más antiguos y con más historia, es un auto deportivo de lujo que incorpora estilo, prestaciones y confort a partes iguales. Disponible en versión coupé o roadster de dos puertas, las inconfundibles puertas de ala de gaviota son el primer indicio de que estamos ante algo único.

Bajo el capó, un motor V8 M159 de 6,2 litros entrega la potencia a través de una transmisión de doble embrague de 7 velocidades, con el resultado final de un auto que puede alcanzar una velocidad máxima ligeramente inferior a los 320 km/h y un tiempo en el cuarto de milla que rivaliza con el de algunos vehículos de competición.

Con la típica atención al detalle alemana, las innovaciones en seguridad abundan, haciendo del SLS AMG uno de los vehículos de altas prestaciones más seguros que existen. Un favorito seguro para cualquier garaje de ensueño.