Max Verstappen vuelve a ganar, esta vez el GP de F1 en Brasil

Max Verstappen ha ganado por segunda vez en Sao Paulo. Su dominio no ha estado nunca en cuestión, aunque el segundo clasificado, Lando Norris, haya cruzado la bandera a cuadros a apenas 10 segundos de diferencia y se haya llevado el punto extra de la vuelta rápida, lo que evidencia el gran progreso de McLaren.

Fernando Alonso ha subido al tercer peldaño del podio tras una gran demostración en las últimas vueltas en las que, con el público a sus pies, ha conseguido doblegar a Sergio Pérez. Final de foto finish para ambos monoplazas, que han acabado separados por apenas 53 milésimas de segundo.

La de hoy ha sido la 52ª victoria de Verstappen, 17ª de la temporada, lo que le permite sumar un nuevo récord. Hasta ahora, su porcentaje de éxito en 2023 es del 85%, lo que supera la marca del 75% de Alberto Ascari en 1952.

EL GP DE BRASIL DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LOS NEUMÁTICOS

Para la salida, 19 pilotos han escogido el Blando, siete de los cuales con un nuevo juego. Sargeant ha sido el único en montar el Medio para la salida.

En la resalida, tras el accidente en la primera vuelta que ha involucrado a Albon, Magnussen, Piastri, Ricciardo y Hulkenberg, dos corredores han cambiado de enfoque: Piastri ha pasado del Blando al Medio y Sargeant ha tomado el camino opuesto.

De los 17 supervivientes en la segunda salida, tan sólo Ocon ha hecho tres detenciones, consumiendo tres sets del C4 y uno del C3. Casi todos los demás han parado en dos ocasiones, con 15 de ellos siguiendo la secuencia C4-C3-C4, mientras que Piastri ha usado dos sets del Blando tras su stint inicial con el Medio.

Lando Norris ha completado el stint más largo con Medios (32 vueltas) y Piastri ha estirado el Blando 28 giros.

Dato interesante: la bandera roja en el tercer giro ha permitido a dos pilotos –Sargeant y Hulkenberg– completar la carrera utilizando tan sólo el compuesto blando.

MARIO ISOLA, RESPONSABLE DE PIRELLI MOTORSPORT

“¡Carrera plagada de acción desde la propia salida! Al final, el gran dominador de esta temporada, Max Verstappen, se ha llevado la victoria, pero ha habido muchísima emoción en todo momento. Lando Norris ha contribuido con un gran ritmo, que de hecho le ha permitido acabar no muy lejos del Red Bull ganador, y Fernando Alonso y Sergio Pérez han hecho disfrutar a la afición con su duelo en la fase final de la prueba.

Además, por el camino han quedado muchas otras batallas interesantes. Y todo ello en una pista muy dura con los neumáticos, con una degradación significativa que ha obligado a los corredores a gestionar bien sus gomas, lo que no les ha impedido luchar ni siquiera en las fases finales de los stint.

“La estrategia y el uso del neumático ha confirmado nuestras expectativas. La táctica a dos paradas ha sido la más utilizada, y el Blando ha sido el compuesto más utilizado. Con una meteorología muy similar a la de la cita Sprint de ayer sábado, el C4, previa gestión cuidadosa, ha rendido mejor que el C3, especialmente porque ofrecía más agarre y deslizaba menos.

Casi todo el mundo ha montado el Medio en el stint del centro del GP, aunque con un número acumulado de vueltas final muy similar al de los stint con Blando”.

PRÓXIMO GP: LAS VEGAS (16-18 de noviembre)

Tras 41 años, la Fórmula 1 regresa a las Vegas, aunque ahora con un trazado completamente nuevo. Del 16 al 18 de noviembre, los monoplazas recorrerán los 6.201 metros de una pista urbana que recorre algunas de las zonas más famosas de la ciudad, como el Strip.

La selección de compuestos para esta carrera será la siguiente: C3 como P Zero Blanco (Duro), C4 como P Zero Amarillo (Medio) y C5 como P Zero Rojo (Blando).