Los datos de los frenos para el Gran Premio de México de Fórmula 1 , el tercer trazado más corto de la competición

Los ingenieros de Brembo ofrecen una guía de frenado para el Gran Premio de Fórmula 1 de la Ciudad de México de este fin de semana, que se disputará en el Autódromo Hermanos Rodríguez del 27 al 29 de octubre.

Una semana después de Austin, la Fórmula 1 avanza 1.200 kilómetros al sur para disputar el tercer GP en la Ciudad de México y el número 23 en el circuito que lleva el nombre de los hermanos Rodríguez.

Según los ingenieros de Brembo, es uno de los circuitos más exigentes para los frenos. En una escala de índice de dificultad de 1 a 5, obtuvo una calificación de 4, más alta que los circuitos del campeonato mundial de Estados Unidos pero igual que la pista canadiense de Montreal.

A diferencia de los demás componentes, el sistema de frenos en sí no se ve afectado por la altitud récord de la pista, pero sí se pone a prueba con las velocidades máximas. La baja densidad del aire es en parte la razón de la menor refrigeración de los discos, pastillas y pinzas, así como de los radiadores y motores.

Seis de siete al principio

Pese a ser el tercer trazado más corto del Mundial, los frenos se utilizan nueve veces en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Esto significa un total de 16 segundos y medio por vuelta para cada piloto, lo que representa el 21 por ciento de la duración total de la carrera, aunque seis de esas frenadas se encuentran en las primeras siete curvas, y las curvas 8 a 17 requieren el uso. de los frenos sólo tres veces.

Las curvas 6 y 7 son las únicas consecutivas en las que el conductor necesita aplicar una carga de más de 100 kg (220 lbs.) sobre el pedal del freno.

Por otro lado, tres curvas suponen una desaceleración de al menos 4 G, aunque el pico máximo es de 4,1 G, como en el GP de Qatar. Desde la línea de salida hasta la bandera a cuadros, cada piloto ejerce una carga total de 67 toneladas métricas (74 toneladas) sobre el pedal del freno.

Una caída de 230 km/h (143 mph) en 2,7 segundos

De las nueve zonas de frenada del GP de México, tres están catalogadas como muy exigentes para los frenos, dos son de dificultad media y las otras cuatro son ligeras.

El más difícil es el primero tras la línea de salida, porque los monoplazas han alcanzado los 343 km/h en la larga recta y necesitan frenar a 113 km/h en 2,68 segundos recorriendo una distancia de 147 metros (161 yardas).

Para los conductores, el esfuerzo es enorme: 4,1 G y una carga de 128 kg (282 lbs.) sobre el pedal del freno.

Brembo en México

A mediados de la década de 2010, Brembo invirtió 131 millones de euros para montar una nueva planta de fundición de hierro fundido y producción de pinzas de aluminio en Escobedo (en las afueras de Monterrey), con una plantilla de 1.800 personas.

Con una superficie de casi 25.000 metros cuadrados (29.900 yardas cuadradas), la fundición tiene una capacidad de fusión de 14.000 toneladas métricas (aprox. 15.432 toneladas).

La planta inició su producción en octubre de 2016 y es capaz de fabricar hasta 2 millones de calibres al año.

Además, en este ámbito la escasez de agua es un hecho bien conocido, pero Brembo presta mucha atención a la sostenibilidad, hasta el punto de adoptar un proceso de tratamiento de aguas residuales que permite reutilizar el agua depurada (filtrada) procedente de la limpieza de máquinas y el uso de compresores.