El Mazda MX-5 Miata logra un inusitado récord a nivel mundial

La producción del Mazda MX-5 Miata superó oficialmente el millón de unidades tras sólo 27 años a la venta. Las ventas siguen siendo fuertes para el auto deportivo biplaza más vendido del mundo, ya que se acerca a los 1,2 millones de ventas en todo el mundo.

Hasta finales de agosto de 2023, Mazda había vendido 1,192,886 unidades del MX-5 Miata a nivel mundial desde su presentación en el Salón del Automóvil de Detroit en 1989.

A pesar de las ventas de septiembre, los materiales de prensa de Mazda en el Japan Mobility Show revelaron que ya se ha producido la unidad número 1,2 millones, lo que marca oficialmente otro hito enorme en la historia del automóvil deportivo favorito del mundo.

Como referencia, Porsche había vendido aproximadamente la misma cantidad de 911 (a mayo de 2023), un automóvil deportivo que existe desde hace casi el doble que el Miata y que celebra su 60 aniversario este año.

Las cifras actualizadas apuntan a una fuerte demanda del modelo, que está en camino de acumular sus próximos 200.000 ventas en un tiempo mucho más corto que el que tardaron en venderse las últimas 200.000 unidades.

A Mazda le llevó aproximadamente seis años y medio vender sus últimos 200.000 autos deportivos. Antes de esto, Mazda tardó casi nueve años (junio de 2007 – abril de 2016) en pasar de 800.000 a 1 millón.

Los 200.000 anteriores tardaron cinco años y medio (enero de 2002 – junio de 2007), por lo que, si bien el período más reciente no ha sido el más rápido en la historia de Mazda, es una prueba de que la demanda sigue siendo alta para el auto deportivo de cuarta generación, a pesar de que el 2024 marca su noveno año modelo a la venta.

Sin signos de desaceleración

Mazda acaba de anunciar una nueva serie de actualizaciones para constituir el lavado de cara del ND3, que para el año modelo 2024 incluye faros delanteros y traseros rediseñados, un nuevo modo de conducción DSC Track y un diferencial asimétrico especial para ayudar al deportivo.

Los ingenieros de Mazda han comparado previamente el desarrollo del MX-5 con el del Porsche 911, sugiriendo que la plataforma puede evolucionar continuamente para seguir siendo relevante en mercados cambiantes.

Mazda no tiene intención de dejar morir al MX-5, y si bien la electrificación puede ser inevitable, la compañía no permitirá que eso se produzca a expensas de los atributos centrales que hacen del Miata un Miata, como el peso ligero y una dinámica de conducción divertida.

A pesar de que los autos deportivos son un segmento de nicho en un mercado de autos pequeños en declive, la demanda aparentemente en aumento, y el MX-5 Miata parece estar contrarrestando las tendencias de la industria en más de un sentido, demostrando que hay demanda de autos deportivos y rechazando la noción de que los autos modernos necesitan ser más grandes y pesados que nunca.