Honda está bajo una investigación de un problema que podría abarcar la retirada de 1,72 millones de vehículos

Cada tanto las noticias muestran que un modelo de automóvil puede ser peligroso. Y por lo general estas noticias son precisas.

Estos problemas desencadenan un retiro del mercado y una investigación por parte de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras.

Según cita The Wall Street Journal, una investigación de este problema podría abarcar 1,72 millones de dos modelos de Honda, el CR-V y HR-V, que fueron fabricados entre el 2018 y el 2022.

Estos dos modelos de Honda, que esta muy en baja en calidad y ventas, son los vehículos más recientes que se ajustan a este patrón de retiros por seguridad.

La naturaleza del problema es que tanto los Hondas CR-V y HR-V pueden perder potencia a altas velocidades. The Wall Street Journal dice que Honda conoce el problema y ha cooperado con la investigación del gobierno, pero no ha dicho nada a nivel oficial.

Las noticias de Honda son otro ejemplo más de que algo puede salir mal, sin importar cuán sofisticados sean el desarrollo y la producción de vehículos.

Los automóviles fabricados hoy en día son solo ligeramente diferentes de los fabricados hace décadas

Los autos modernos tienen más partes y características. Eso significa que hay más de lo que puede salir mal.

La NAPA informa que un automóvil típico construido hoy tiene más de 30,000 piezas. La mayoría de estos están incluidos en sistemas que podrían fallar.

Sin embargo, miles de piezas se deben a esquemas de diseño mucho más sofisticados. El software se usa más a menudo para diseñar y probar vehículos. Y ese software puede tener sus propios defectos.

Los problemas de calidad con los automóviles recientemente diseñados y fabricados plantean la cuestión de qué compensaciones deben hacer las empresas de automóviles a un conductor que confiaba en la marca.

Hoy en día, y con los adelantos tecnológicos, un automóvil moderno casi puede conducirse casi solo y está repleto de características de seguridad.

Las cámaras muestran a las personas lo que hay detrás de ellas mientras retroceden. Los sensores láser les dicen a los conductores cuándo se han salido de los carriles en los que conducen.

Si bien todos estos funcionan, existe el riesgo de que el conductor esté menos alerta sobre lo que lo rodea.

El problema del motor de los Honda CR-V y HR-V, es uno de los muchos que generarán dudas sobre la seguridad de los automóviles de último modelo.

Honda ha generado dudas sobre la calidad de sus modelos construidos en America del Norte, dudas que todavía no explican porque han cambiado altos ejecutivos en tan poco tiempo.

La marca llego a vender en sus buenas épocas casi 1.5 millones de vehículos en los Estados Unidos, y verá un 2022 que casi no llega al millón. Sus modelos no solo ya no cautivan, sino que no son tan fiables como los Hondas de antaño.